MANIFIESTO DE IZQUIERDA SOCIALISTA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Izquierda socialista entiende que la Salud es un DERECHO constitucional básico de todos los ciudadanos independientemente de cualquier otra circunstancia. Que el acceso a la misma ha de ser UNIVERSAL para todos sus ciudadanos Que se ha de producir en condiciones de EQUIDAD y sin discriminación alguna. Que el mejor garante para ello es el SERVICIO DE SALUD PÚBLICO gestionado de forma pública, transparente y accesible de competencia autonómica entre los diferentes territorios que componen el Estado Español.

Que su fragmentación en competencias autonómica supuso exclusivamente una acercamiento de la gestión al ciudadano y no un cuestionamiento de ninguno de los principios que lo avalaron ni de su gestión clara, transparente y justa respaldado por el modo PUBLICO de gestión de los recursos de todos, pertenecientes exclusivamente a sus ciudadanos, teniendo como finalidad la optimización de sus medios y la eficacia de su acción en el logro de una Salud garantizada para todos los ciudadanos del Estado. 

Que es una falacia la utilización de la actual crisis económica como pretexto para cambiar la finalidad de dicho servicio y transferir responsabilidades a otro tipo de intereses bajo apariencia de efectividad y ahorro. 

Que los distintos tipos de gestión experimentados en los diferentes territorios del Estado no han demostrado ni mayor efectividad ni menor costo en ninguno de los procesos de GESTION PRIVADA experimentados, más bien al contrario, han supuesto una clara desviación de fondos y medios públicos a empresas de dudosa eficacia gestora pero de indudable objetivo lucrativo. Entendemos que la salud es un derecho y no un negocio que rompe el principio de igualdad que se contempla en la Constitución. 

Izquierda Socialista entiende que la GESTION PUBLICA de nuestra salud garantiza tres principios fundamentales que avalan su calidad y eficacia: 
  • Dotarnos de más y mejores medios científicos, técnicos y médicos, inalcanzables para las Empresas Privadas establecidas en España en el área sanitaria. 
  • El acceso de los mejores profesionales y trabajadores sanitarios en condiciones de igualdad mediante la oportuna selección y docencia con el respaldo del presupuesto público y colectivo de todos los ciudadanos. 
  • El acceso de todos los ciudadanos como pacientes en condiciones de EQUIDAD al Servicio Nacional de Salud. 

Todos los casos de gestión Privada en nuestro Sistema de Salud pasan por decisiones políticas vestidas de EFECTIVIDAD y AHORRO ocultan en realidad un ENGAÑO manifiesto para poner en marcha negocios privados que pretenden obtener beneficio de algo tan sensible como la SALUD, en provecho de empresas organizadas a tal efecto y con nula experiencia en Gestión Sanitaria. Es una Historia que se repite a nivel de todo el Estado y que tiene un ejemplo en La Rioja de cómo se puede desmantelar un Servicio De Salud en perjuicio de todos los ciudadanos para beneficio de unos pocos. 

Todos los casos de EXTERNALIZACIÓN , FUNDACIONES y asociaciones de todo tipo creadas en nuestro Servicio de Salud no tuvieron más objetivos , bajo de un pretexto de mayor EFECTIVIDAD en servicios que funcionaban francamente bien, que sacar sus presupuestos del control democrático y parlamentario, consiguiendo la OPACIDAD obligada del dinero público que impidiese controlar determinados gastos , contrataciones y privatizaciones arbitrarias. 

Todas estas PRIVATIZACIONES siempre se han basado en un MENOR EMPLEO para un servicio tan sensible como la Salud, considerando al profesional y al trabajador sanitario como un factor de gasto, cuando en realidad son un factor de riqueza que redunda en una mejor atención sanitaria, tras años de formación y experiencia. 

Izquierda Socialista considera que la salida del control público de la gestión de sus centros sanitarios sólo persigue la obtención de BENEFICIOS a costa de un mayor PARO SANITARIO que además de deteriorar la calidad de la asistencia sanitaria, no significa un ahorro en el presupuesto de la misma sino la traducción en un comercio de algo a lo que ningún ciudadano puede renunciar como es el DERECHO A LA SALUD

Rechazamos la restricción presupuestaria en personal a todos los niveles, que fundamentalmente ha empezado en la ASISTENCIA PRIMARIA Y que vemos que está conduciendo a un evidente deterioro en la misma y la repercusión en al asistencia a los ciudadanos. Empezando por no cubrir vacantes y cargar sobre los profesionales la masificación consiguiente de las consultas. 

Desde Izquierda Socialista denunciamos el DESPILFARRO a que se somete la sanidad Pública en La Rioja, desaprovechando sus instalaciones hospitalarias con camas vacías y quirófanos sin utilizar tanto en el Hospital San Pedro como en el Hospital Provincial derivando pacientes a Clinicas Privadas como Los Manzanos y Policlínico Valvanera y pagando por ellos cantidades innecesarias en una clara PARASITACIÓN de la Sanidad Pública para beneficio de intereses privados muy concretos. 

Estimamos necesario un mayor provecho de nuestros profesionales de la salud a los que se les consiente un horario flexible y se les permite una compatibilidad dudosa del ejercicio de su profesión a cambio de bajas remuneraciones en un alarde de confusión increíble mezclando necesidades publicas con intereses privados en el mayor alarde de cinismo sanitario que podamos contemplar no con la complicidad sino con la orden precisa desde la propia Consejería de Sanidad. 

Izquierda Socialista quiere manifestarse en contra de la licitación de la gestión de la Fundacion Hospital de Calahorra, exigiendo que quede desierta ante la pretensión de cambiar puestos de trabajo por mayores beneficios empresariales a costa de la salud de los riojanos de la Rioja Baja y su area de influencia.

Por último queremos manifestar a toda la Opinión Pública Riojana que este tipo de EXTERNALIZACIONES Y PRIVATIZACIONES pretenden conducir al Servicio de Salud de La Rioja a un deterioro evidente que los riojanos pueden y deben evitar, dado que además de innecesarias constituyen un auténtico despilfarro que beneficia a unos pocos a costa de la salud de todos y evidencia que no es el ahorro el motivo de tales decisiones sino una incompetencia manifiesta para gestionar de forma pública y transparente lo que es de todos, en momentos en que se nos están pidiendo sacrificios incalificables que como el famoso COPAGO de medicamentos, prótesis , ortopedia y transporte podrían muy bien ahorrarse haciendo un uso correcto del dinero público y evitándonos los más de 23 millones innecesariamente concertados con empresas privadas que no llegaron para otra cosa más que para iniciar un negocio inconfesable a costa de nuestra salud.

0 comentarios:

Publicar un comentario