TRAS LAS CATALANAS…CAMBIO DE RUMBO

domingo, 11 de noviembre de 2012

Del Partido como Instrumento al Partido como Problema.

Ya hace tiempo que se firmó la Constitución y no sé si aquella carta tiene vigencia en algunos de sus puntos o se ha quedado obsoleta a la luz de los acontecimientos devenidos en estos treinta y cuatro años, pero lo cierto es que en ella se consagraba la representación a través de los partidos Políticos que no eran sin un instrumento para, en nuestro caso, como socialistas, cambiar las cosas. Así de sencillo. El poder no era un fin en sí mismo sino un medio para mejorar la vida de nuestros pueblos. De siempre y por nuestro ideario era el mundo asalariado el que lo constituía, independientemente de su cualificación, junto con gran número de profesionales que compartían básicamente una misma teoría y una misma línea, al ver en el Socialismo una idea de igualdad como principio. Y vino siendo así en la misma medida que nuestra sociedad prosperaba y con los cambios para mí no tan lógicos , pero sí evidentes, en la composición del mismo pero que ofrecía credibilidad a nuestro pueblo por su acción política.. Está bastante claro, y no seré yo quién lo niegue, que los perfiles de “clase” se difuminaban en la misma medida que el Estado de Bienestar aumentaba; es normal y hasta seductor querer mejorar en la vida y ver que se logra. Lo que no fue normal fue llegar a un estado de anestesia social deslumbrada por una economía bastante efímera. Y la explosión consecuente ante una CRISIS como la actual que, cada vez estoy más convencido, ha sido más una burbuja artificialmente montada que una sociedad enferma como la que nos quieren hacer ver, dejando a la vez a la gente, inerme, sorprendida y lista para se manejada… En el fondo nada había cambiado. Unos trabajaban y ganaban un poco más y otros se enriquecían sin medida. Esto lo seguíamos viendo y el nivel especulativo con todo lo que conlleva también….¿Por qué no supimos ni sabemos dar respuestas a lo que está pasando?...es bastante sencillo. Los partidos fueron cambiando y aparecieron líderes anómalos fruto de una mayor dosis de pragmatismo y, cada vez, menos democracia interna, con determinados perfiles más de telegenia que de auténtica preparación profesional, social y política. La gente parecía que se estaba volviendo conservadora y la formación interna no era necesaria en la medida que todo iba viento en popa y el sistema encumbraba a los mejores …según las propias reglas del sistema, claro. Crear marcos organizativos que no importaba si eran operativos o no, convenían a los dirigentes que se ocupaban de todo pero ya sin aquel sentido vocacional político, sino manteniendo remuneraciones en la mayoría de los casos ilógicas teniendo en cuenta, en nuestro caso, el nivel de la base a la que decían representar. Sucedió lo que tenía que suceder con una crisis de estas características…todas las desigualdades sociales, se encarnan y se acentúan en un partido como el nuestro. ¿Por qué?, porque hace tiempo que lejos de servir para afrontar los problemas que genera un Mercado insaciable, somos nosotros, como partido, en buena medida, un mercado de la política. Esta tónica que ha sido general en todo el Estado, aquí en La Rioja la hemos agudizado error sobre error y parece que seguimos empecinados en hacerlo, en tanto ahora mismo tenemos la mínima representación en órganos políticos que nunca tuvimos y persistimos en seguir cerrando la puerta no para que entre el aire de la sociedad, sino para evitar que salga ni uno solo de los intereses personales de cuatro que los dirigen y que, además, son los que menos representan a la sociedad de toda la historia del partido en nuestra tierra. Y a nuestros resultados me remito… Desde la época en que la antigua cúpula dirigente abandona el PSOE todos los líderes de nuestra organización se edifican sobre marginaciones de sectores importantes del mismo, cosa que nunca entendí. La edad, con lo que conlleva de experiencia de un pasado más o menos efectivo, deja paso a un baby-boom que en aras de una supuesta efectividad, cambia el criterio de representatividad interno acomodando organización y modos de hacer a su perpetuación en una dirección infectiva tanto social como electoral pero que prima la lealtad y el apoyo incondicional antes que el liderazgo social y el prestigio laboral o profesional. Y cambiamos dejándonos seducir por unos cambios ficticios en esa sociedad que queremos representar hasta el punto de que empieza a incomodarnos hasta la palabra OBRERO de nuestra s siglas cuando no vemos que con esta crisis la sociedad se está empobreciendo de forma muy rápida igualándose por abajo. Empezamos (y continuamos) a ser ajenos a esa sociedad desde el momento que dejamos de mirar a nuestra gente y sus problemas para mirar hacia dentro, a como mantener la estructura actual y los dirigentes que nos darán soluciones para lo que está ocurriendo. O lo que es lo mismo, hemos ido pasando de lideres de esa enorme clase que es la izquierda y tiene señas de identidad, líderes desclasados en muchos casos, a ser representados por unos lideres son ningún tipo de clase y lo digo en todas sus acepciones…que sólo vienen y se quedan para mantener su cargo que es el único medio de trabajo que conocen… ¿Qué ocurre mientras tanto? Que esto que llamamos crisis y que no es más que la voracidad de un Sistema que ya hemos aceptado como dogma, en un momento como el actual, conlleva decisiones más rápidas que las que los partidos pueden tomar ante una sociedad inerme y que va viendo progresivamente desmanteladas sus conquistas sociales en servicios públicos, gratuitos y básicamente equitativos lo que lleva a un futuro incierto e injusto. ¿cuál es nuestra respuesta?...el SILENCIO… si hay alguna… y si no la silenciamos internamente …ya se ocupará de ello el mundo mediático controlado por ese Sistema al que nos hemos aplicado extrañamente con singular devoción , sabiendo , precisamente que lo teníamos que haber cambiado hace tiempo o por lo menos luchar por intentarlo si no queríamos ser reos del mismo. Viene la penúltima prueba con las elecciones catalanas y el previsible fracaso en las mismas va a ser disculpado con la enésima estupidez que se nos ocurra para paliar lo que no admite disculpas, nuestra desconexión absoluta de la sociedad. Eso sí , prepararemos una Conferencia Política de la Cumbre socialista que volverá a ser de los doscientos privilegiados elegidos por un partido mediatizado, controlado y manipulado hasta el extremo de que volverán a ser los mismos que nos trajeron hasta aquí los que nos presenten el nuevo decálogo supuestamente liberador y que apenas cambiará nada, hace tiempo que la participación abierta y la democracia interna desapareció, de tanto como fue estatutizada, de este viejo e histórico Partido que una vez fue rebelde y la esperanza de nuestro pueblo y es hoy es acomodo de los que él mismo fue consintiendo que más que dirigirlo lo llevaran hasta donde está, al borde de la desaparición. Tenemos una Educación y una Sanidad de todos que están siendo desmanteladas ante el estupor de la gente, unas leyes tan inicuas y obsoletas que inducen a una desesperación de consecuencias dramáticas y que nos hacen reaccionar de una forma tan desesperadamente lenta que dudas hasta de la sensibilidad de nuestros supuestos líderes. O damos un giro radical o pronto seremos historia…En la última asamblea abierta de mi agrupación para buscar causas y soluciones a lo que está pasando y donde pudo hablar todo el mundo con total libertad no había ni uno sólo de los diez concejales que nos representan y que hace tiempo que se olvidaron del Partido al que pertenecen…sintomático…no peligraba su cargo.

0 comentarios:

Publicar un comentario